Mahan y Corbett: breves apuntes del pensamiento estratégico marítimo

En un texto anterior comentaba sobre la importancia de conocer el pensamiento estratégico marítimo del Almirante Sergei Gorshkov, quien para mí debe ser equiparado a los grandes clásicos como Mahan o Corbett.

A continuación presento un brevísimo resumen de las aportaciones tanto del Alfred T. Mahan como de Sir Julian S. Corbett. Sin embargo, para un entendimiento más profundo de ambos pensadores, recomiendo leer directamente sus obras.

Sirva este texto, de pretexto.

 

Mahan y el poder marítimo

Alfred Thayer Mahan (1840-1914), nacido en West Point e hijo de un profesor de la Academia Militar de Estados Unidos, ingresó a la Academia Naval y se graduó segundo de su clase en 1859. Aunque se retiró con el grado de Capitán, fue ascendido al grado de Contralmirante en 1906, encontrándose ya fuera del servicio activo.

Si bien Mahan sirvió como comandante del buque USS Chicago, lo cierto es que no es reconocido por su carácter de oficial naval sino más bien por su extenso trabajo sobre estrategia marítima, constituido por 20 libros publicados y al menos 137 artículos especializados.

Mahan fue presidente del Colegio de Guerra Naval de EEUU de 1885 hasta 1893, habiendo publicado para entonces su obra cumbre: La influencia del poder naval en la historia: 1660-1783, que le valdría el ser reconocido como uno de los grandes estrategas mundiales, con una enorme influencia más allá de su país.

La obra de Mahan se convirtió en lectura obligada en las academias navales del mundo, sobretodo en aquellos países que buscaban consolidar su poder naval hacia fines del siglo XIX y principios del XX.

El Kaiser Guillermo Segundo de Alemania diría, en 1894: “No sólo estoy leyendo, pero devorando el libro del Capitán Mahan y tratando de entenderlo de corazón…se encuentra a bordo de todos mis barcos y es constantemente citado por mis capitanes y oficiales…”[1]

Los críticos de Mahan argumentan que su obra realmente no ofreció ningún concepto nuevo, sino que sólo recopiló el pensamiento marítimo de su época. Sin embargo, debe aceptarse que la grandeza del trabajo de Mahan radica precisamente en la simpleza de sus argumentos, en el orden que logró darle a conceptos hasta entonces muy citados pero poco definidos como poder marítimo y poder naval.

Para Mahan, la prosperidad de una nación dependía profundamente de su comercio marítimo, el cual requería de una protección naval militar eficiente y de la existencia de infraestructura marina que le diera sustento (puertos, astilleros).

Mahan creía que la creación y mantenimiento de una fuerza naval efectiva sería más sostenible si ésta dependía del comercio marítimo, y no únicamente de la voluntad política. Sin duda, el pensamiento de Mahan se vio profundamente influenciado por la historia marítima británica, de tal suerte que, diría su argumento central, lo que funcionó para el Imperio Inglés bien podría funcionar para Estados Unidos.

Si bien Mahan no definió con total claridad el concepto de Poder Marítimo, puede inferirse que éste se resume como la habilidad de una nación para aprovechar sus recursos marítimos al máximo y protegerlos de la intromisión externa mediante una fuerza naval efectiva (Poder Naval).

Poder Marítimo segun Mahan
Definición de poder marítimo a la luz de la obra de Alfred T. Mahan

En su obra La influencia del poder naval en la historia: 1660-1783, Mahan identificaba algunos condicionamientos específicos que determinan el Poder Marítimo de una nación:

  1. Posición geográfica: la ubicación de una nación juega un papel fundamental en la conformación del Poder Marítimo. Sin duda, un país con acceso al mar y cercano a líneas marítimas de comunicación tendría las mayores posibilidades de éxito.
  2. Conformación física: Mahan pensaba que una nación con puertos y astilleros ubicados de forma efectiva a lo largo de sus costas tendría mejores expectativas para el aprovechamiento del mar.
  3. Extensión del territorio: más que la superficie total de una nación, Mahan consideraba que la extensión de sus costas y la relación de éstas con la población son de vital importancia para el Poder Marítimo. De tal suerte que una vulnerabilidad crítica para una nación sería el contar con una larga costa, pero muy poca población.
  4. Población: sin duda la cantidad de habitantes de una nación es un factor determinante para la conformación y mantenimiento de una flota naval y mercante efectiva; pero para Mahan, lo verdaderamente importante era la cantidad de personas dedicadas a la actividad marítima.
  5. Carácter nacional: como señala Ian Speller,[2]Mahan era un hombre producto de su tiempo. La esencia de su argumento radica en la necesidad de una nación de contar con un espíritu marítimo o actitud marítima. El propio Mahan lamentaba que los estadounidenses no poseían ese carácter, lo que sería el principal obstáculo para el desarrollo del Poder Marítimo americano.

Para Mahan, el Poder Marítimo no podría asegurarse sin el comando del mar ejercido fundamentalmente por un Poder Naval capaz de “estrangular la economía del enemigo mediante el bloqueo, capturar sus territorios de ultramar y enviar tropas a sus costas a través del mar…”.[3]

Finalmente, una vez asegurado el comando o control del mar, Mahan proponía destruir al enemigo mediante la concentración de fuerzas en una batalla decisiva. Este argumento fue influenciado, sin duda, por el pensamiento de estrategas militares de principios del siglo XIX, como Jomini y Clausewitz.

Así, la visión de Poder Marítimo de Mahan se convirtió en la estrategia preferida de toda nación que buscara un desarrollo naval preponderante, lo que en su época representaba el objetivo básico de Estados Unidos, Rusia, Japón y Alemania.

Aun hoy, el trabajo de Mahan es un referente obligado para el estudio de las estrategias marítimas de naciones que, como China o India, invierten grandes recursos en sus capacidades navales con el fin de incrementar su peso geopolítico rumbo al siglo XXI.

Corbett y la estratégica marítima.

Resulta por demás interesante que, aun cuando la obra de Mahan versaba alrededor del Poder Marítimo británico y las lecciones que debían aprenderse de éste, para entonces no había ningún estratega militar inglés que ofreciera una visión equivalente en profundidad a la del autor americano.

Lo anterior puede verse reflejado en las palabras del propio Winston Churchill, al terminar la Primera Guerra Mundial:

Inglaterra no ha abonado nada a la literatura naval. Tenemos brillantes expertos en muchas disciplinas, valientes y de gran corazón; pero en medio del conflicto mismo teníamos más capitanes de barcos que capitanes de guerra…”[4]

Sir Julian Stafford Corbett (1854-1922), un civil inglés de clase alta, llenaría ese vacío del que hablaba Churchill, al constituirse como uno de los grandes estrategas británicos de su tiempo, no únicamente en el campo marítimo sino en la aplicación del poder estatal en general.

Corbett, abogado de profesión que en realidad nunca llegó a ejercer de manera activa, dedicó sus primeros trabajos a la escritura de novelas de ficción. Sin embargo, sus escritos se basaban en una profunda revisión de la historia británica, lo que poco a poco lo llevó a explorar el campo de la investigación política y, dentro de este, de la geopolítica y la geoestrategia.

Por ello, en su calidad de profesor de historia naval y en colaboración con el Capitán Edward Slade, director de la Escuela de Guerra de Inglaterra, publicó en 1911 su obra maestra: Principios sobre estrategia marítima, que lo posicionó como uno de los grandes pensadores de su época.

La obra de Corbett, publicada pocos años después que la de Mahan, tiene un profundo parecido a los conceptos del autor americano. En este sentido, Corbett también consideraba que el Poder Marítimo debía asegurarse a través del dominio del mar, mediante el ejercicio de un Poder Naval efectivo y el control de las líneas marítimas de comunicación.

Sin embargo, Corbett fue más allá e incluso contradijo a Mahan en muchos de sus argumentos, lo que le valió la crítica de los oficiales navales británicos y americanos en su tiempo.

Quizás la mayor diferencia entre Corbett y Mahan radica en que, a diferencia del segundo, Corbett consideraba que el dominio del mar no debía considerarse como un fin en sí mismo, sino como un medio para la consecución de un objetivo ulterior: la derrota del enemigo.

Esto no quiere decir que Corbett pensara que el Poder Marítimo y sus partes constitutivas carecían de relevancia, sino que éste debía de ser considerado como un elemento dentro de una gran estrategia nacional, una que tomara en cuenta otros elementos igual de relevantes (como la diplomacia, por ejemplo).

Como lo señala Ian Speller: “…a través de su trabajo, Corbett expresaba una y otra vez que el Poder Marítimo y Poder Naval sólo podían entenderse como parte de una Estrategia Marítima superior, la cual significaba sólo un eslabón de la gran estrategia nacional…”.[5]

De tal suerte que el argumento central de la obra de Corbett estriba en situar al Poder Marítimo y Poder Naval en su justa dimensión estratégica, como parte fundamental –mas no única- del ejercicio del poder estatal.

[1]Speller, Ian. Understanding Naval Warfare. Routledge. EEUU, 2014.

[2]Speller, Ian. Idem. Pp. 42

[3]Speller, Ian. Idem. Pp. 43

[4]Citado en: Freedman, Lawrence. Strategy: a history. Oxford. Inglaterra, 2013.

[5]Speller, Ian. IDEM. Pp. 45

 

Fotografía destacada: Destructor de la Royal Navy Tipo 45, tomado de Internet: https://www.savetheroyalnavy.org/final-cure-for-type-45-destroyer-propulsion-problems-announced/
Pd. el texto anterior es un extracto del autor publicado en el Instituto de Investigaciones Estratégicas de la Armada de México, hace ya varios años.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s